Nosotros

Somos un grupo de amigos de Sevilla que, de un modo u otro, estamos relacionados con el mundo de la música. El blog personal que dio origen a esto se ha transformado en otro colectivo en que compartimos nuestra experiencia y el placer que supone escuchar música. Sobre todo, en compañía de buenos amigos.

el fuego fatuo                                                                                                                                                             

Desde que tiene uso de razón y corazón, adora escribir. Tal vez porque las palabras le permiten llegar hasta donde su voz nunca lo ha hecho (aunque no tenga problemas de afinación), o simplemente porque le gusta disfrazar un poco la realidad para que suene mejor. Esto explica su espantosa idea de licenciarse en Periodismo y pretender ganar dinero con ello.

Tras sus precoces pinitos con un teclado Yamaha con el que grabó un casete, sus padres lo animaron a ingresar en el conservatorio, donde pasaría un par de años (especialidad de piano) hasta abandonar los estudios por verse estresado: estaba en 7º de EGB y supo lo que era la presión de convertirse en estrella musical. A día de hoy, trata de que su escritura sirva a fines más artísticos que redactar la lista de la compra, aunque su estado preferido siga siendo el contemplativo.

Mash                                                                                                                                                                           

Tras quedarse sin fondos la institución donde se encontraba confinado, regresó a las calles para dar rienda suelta (¡esta vez sí!) a sus más bajos instintos musicales. A las primeras de cambio, comenzó a cantar como un pajarito…

Así, en la actualidad pueden encontrarle luciendo sombrero y pajarita en O Sister! (al estilo crooner años 30), haciendo gorgoritos en Memories of Swing (otro acercamiento al jazz melódico), o bien participando en la agrupación de música contemporánea proyectoeLe. Sobre su currículum musical en el pasado, podríamos añadir que cantó en varias agrupaciones corales así como en el conjunto de música antigua Capilla Cifra Nueva, puso poca dedicación a sus estudios de viola en el conservatorio (no los terminó) y también aprendió a tocar torpemente la guitarra.

oC                                                                                                                                                                                  

Este percusionista por su titulación, profe de insti por su profesión, teclista por su insistencia, informático de refilón, compositor por necesidad y amante de los perros por adoración dio origen a todo esto y sigue creyendo que la web 2.0 tiene que ser de todos, por todos y para todos.

Toda esta dispersión queda evidenciada por su bagaje de grupos: los Death Valley ’69 (rollo gótico, 1992), el Coro del Ateneo de Sevilla (música coral, 1993), Strange Fruit (Easy listening y muy inglés, 1995), Cántico (música didáctica, 1998), Capilla Cifra Nueva (música antigua, 1999), Solina (pop electrónico, 2002), proyectoeLe (música contemporánea, fundador y director de 2001 a 2007) y, actualmente, La Catedral Sumergida (pop alternativo que mezcla un violín con un sintetizador, 2010). Está claro que no le pone “peros” a casi nada.                                                                                                                                                    

2 comentarios Add your own

  • 1. roberto  |  14 junio 2015 a las 3:43 am

    Estimados, sería muy interesante saber porqué se llama Fantástica a esta sinfonía.
    ¿Qué la hace fantástica?
    ¿Podría llamarse simplemente Sinfonía Romántica, como la de mi abuelo Enrique Soro en Chile?

    abrazos
    Roberto

    Responder
    • 2. oC  |  15 junio 2015 a las 6:42 am

      En realidad el sobrenombre de “Fantástica” viene del título francés que el propio autor le dio a la obra: “Episodio de la vida de un artista, sinfonía fantástica en cinco partes”. El mismo hecho de utilizar este título la separa de las sinfonías clásicas y por supuesto nos sitúa claramente en el romanticismo. Con “fantástica” el autor no se refiere a “excelente”, sino a la “fantasía” de la propia historia que relata. Supongo que la Sinfonía Romántica de su abuelo tendrá ese sobrenombre porque se trata de una obra postromántica, pero no necesariamente programática como la de Berlioz.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: