GAMELAN GONG KEBYAR – Música tradicional balinesa

19 junio 2009 at 2:01 pm 5 comentarios


El gamelán es un grupo instrumental indonesio integrado por instrumentos en su mayoría de percusión, aunque también puede contener flautas de bambú o cuerda pulsada. Existen gran número de estilos y agrupaciones dentro del gamelán, en general de raíces bastante antiguas, si bien el que hoy nos ocupa (Gamelan gong kebyar) tiene apenas un siglo y se ubica en la isla de Bali. Como tanta otra música oriental, la poesía no se encuentra ausente: Kebyar significa algo así como “el proceso de la floración”, haciendo referencia a los profundos cambios de tempi y de dinámica que se producen en las interpretaciones. Es el estilo que goza de mejor salud y mayor éxito (si podemos hablar de éxito para una música así) en el mundo occidental.

Mucho podríamos hablar sobre el gamelán y quedará continuar este post en posteriores. Hoy me centraré en lo que ha hecho que algo que dista tantísimo de la música occidental pueda generar un “amor a primera oida” en personas como yo. Si escuchais mientras veis el vídeo adjunto, comprobaréis una serie de características importantes:

a) Un uso virtuoso de la percusión, con una ritmica muy libre pero a la vez precisa;

b) Lo numeroso del grupo, algo que exige una conexión especial entre los intérpretes;

c) El parecido con determinadas músicas contemporáneas occidentales, especialmente con el minimalismo.

Música para percusión en oídos de un percusionista… empezamos bien. El primer estímulo es, por tanto, conceptual: una orquesta integrada casi exclusivamente por instrumentos de percusión, y encima haciendo música tradicional, es algo muy llamativo. En el caso de los tambores tenemos ejemplos más cercanos en Cuba, Brasil o muchos países africanos. Pero los del gamelán, para colmo, son casi todos idiófonos, y conservan, como los anteriores, la capacidad de conectar con lo más primitivo de nosotros, de sugerirnos una visita a lo ancestral. Con sinceridad, ¿quién no ha visto referencias sexuales en esos gongs o en los palos con los que golpean?

La conexión existente entre cada instrumentista y el grupo es lo segundo que te deja embobado. Los movimientos de los intérpretes al unísono parece a menudo una danza y la sincronización se diría que tiene cierta espiritualidad. Daos cuenta de que no hay directores en los gamelán. La interpretación se basa en una serie de repeticiones circulares de rítmicas que generan la sensación de tiempo circular tan presente en Oriente (con la reencarnación, por ejemplo).

Por último, recuerdo escuchar un gamelán balinés y pensar automáticamente en la 3ª construcción en metal de John Cage. O viceversa con obras como las Sonatas e interludios para piano preparado, del mismo autor. Puede suceder algo parecido con autores como Steve Reich u otros minimalistas. El motivo es diferente en los dos casos: Cage practicaba el budismo zen y sus obras tienen la huella de la espiritualidad oriental y la suspensión del tiempo característica. En el caso de los minimalistas, el deseo de suspensión temporal se produce no por cuestiones filosóficas sino estéticas, si bien el resultado a menudo es muy similar. En cualquier caso, la música tradicional balinesa tiene la capacidad de situarse, como quien no quiere la cosa, junto a la vanguardia europea y americana del siglo XX. Pocas músicas populares pueden decir lo mismo.

Quedan en el tintero demasiadas cosas, pero como introducción queda. Para otra ocasión, más.

[Youtube = http://www.youtube.com/watch?v=ldPMifPbngc%5D

PD. Si escucháis determinados fragmentos del final, ¿no os recuerda a la música electrónica de baile?

Entry filed under: Músicas del mundo. Tags: , , , , , , .

AIRBAG – Radiohead THE LIGHT POURS OUT OF ME – Magazine

5 comentarios Add your own

  • 1. Mash  |  20 junio 2009 a las 10:47 am

    Que maravillaaa !!!
    Son bueniiiïsimoooos… Me llama poderosísimamente la atención, la riqueza de timbres pese a tratarse de solo percusión, y la variedad ritmica.

    Otra joyita ;)

    Responder
  • 2. z.  |  20 junio 2009 a las 11:39 am

    Me parece que este es el tipo de música que le gusta escuchar a Mike Patton. Esta, y la música fúnebre de las islas Fidji (en serio).

    Responder
  • 3. oC  |  20 junio 2009 a las 3:18 pm

    Eso último me lo tendré que apuntar, que aún no he tenido el placer de escuchar tan fúnebres sonidos.

    Responder
  • 4. Maritza1  |  27 febrero 2013 a las 6:42 pm

    ke buno esta eeeee buenisimo

    Responder
  • 5. agatha  |  23 junio 2013 a las 5:30 pm

    No era lo que queria.
    Deberia tener mas informacion.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


AUDICIONES


Creative Commons License
Todos los post de este blog se encuentran bajo licencia de Creative Commons.

Diseño: Marcos Padilla

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 62 seguidores

Feeds

Novedades

Categorías

La Catedral Sumergida

Ofertas CO2 neutral

Recomendaciones

De Madonna al canto gregoriano
De Madonna al canto gregoriano: una muy breve introducción a la música
Nicholas Cook

Quizás el subtítulo es lo que más pudiera despistar de este fantástico alegato contra la tradicional concepción "elevada" del arte musical con mayúsculas. Especialmente recomendado para quienes, como yo, procedemos de conservatorios y se nos ha insistido en la predominancia de Beethoven o Brahms sobre las músicas "menores".

Encuesta


A %d blogueros les gusta esto: